Blog


Objetivos ISO 14001 según el tipo de organización

Un ejemplo de objetivos ISO 14001 puede ser reducir la generación de residuos peligrosos. Esta reducción puede fijarse en un 20 % para doce meses, lo cual se constituye en una meta marcada para cumplirse, poder medirse y verificarse. En el lenguaje ISO: los objetivos ambientales funcionan como documentos, en tanto que las metas son registros.

Los objetivos ISO 14001 son modificables, mientras que los registros no. Una organización puede modificar un objetivo; Pero alcanzar o no alcanzar una meta es un hecho, y es un hecho inmodificable. Y, ¿qué tiene que ver esto con nuestro tema de hoy? Es sencillo: los objetivos ISO 14001 deben definirse de acuerdo con el tipo de organización. De lo contrario, nos enfrentaremos a una serie de fracasos que nos alejarán del éxito del proyecto.

CTA – ISO14001 – Blog – Simple

La gestión ISO 14001 para tu empresa en un clic

Establecer objetivos ISO 14001 de acuerdo con el tipo de organización

Antes de establecer objetivos ISO 14001 es necesario analizar y comprender la organización en relación a los impactos ambientales que genera. Se trata de conocer qué procesos tienen impacto en el medio y sobre todo en qué grado lo tienen. Así enfocaremos nuestros esfuerzos en los lugares que más lo requieren. Tiene poco sentido que el gran objetivo de una fábrica con vertidos diarios y descontrolados sea sustituir el uso de papel por otro reciclado en una decena de documentos anuales.

Partiendo de ese conocimiento sobre la propia organización, habrá que valorar también en qué puntos, marcarse ciertos objetivos, puede ser además beneficioso para la misma. Por ejemplo, reducir la cantidad de residuos, aplicando procesos más eficientes en el empleo de materias primas, puede suponer además un ahorro económico considerable.

Evidentemente cuando llevamos esto a la práctica, dependiendo del tipo de organización y su contexto se obtienen prioridades diferentes. Mientras una empresa del sector financiero puede encargarse sobre todo de disminuir o eliminar el consumo de papel, o utilizar elementos 100 % reciclables, una industria química puede centrarse en la eliminación de vertidos y en la gestión de residuos peligrosos. Aunque por su puesto, si decide disminuir su consumo de papel será también una medida válida, aunque accesoria y que no debe acaparar los esfuerzos en esta cuestión.

Del mismo modo, el tamaño de la empresa también influye en el tipo de objetivos que podemos proponer. Una organización de tamaño medio, que opera en el sector industrial, en su primer año de implementación de ISO 14001, podría pensar en los siguientes objetivos:

En tanto, una organización, del mismo sector industrial, pero de mayor tamaño, podría agregar a esta lista, los siguientes objetivos ISO 14001:

La costumbre, la preparación y la capacidad de la organización de afrontar retos ambientales es otra cuestión a tener en cuenta al establecer objetivos. Hay que asegurarse de no ser demasiado ambicioso, especialmente durante el primer año de implementación. Es más adecuado establecer objetivos realistas y razonablemente fáciles de alcanzar y cumplirlos. Se persigue que el primer año una organización sienta confianza con el proyecto, no que se desanime. Luego se podrá, progresivamente, fijar objetivos más elevados y complejos en años siguientes.

Tampoco es conveniente conformarse con objetivos débiles y que requieren poco esfuerzo, por supuesto. Lo ideal es ajustar el tipo de objetivo con la capacidad de la organización para afrontarlo y superarlo, de modo que se alcancen las metas jugosas, al menos su mayoría, a través de dedicar esfuerzos importantes. Lo fundamental es que se vea cómo el trabajo se transforma en logros para mantener una moral de equipo alta, a la vez que se reduce el impacto ambiental dentro del marco de ISO 14001.

Además, hemos de recordar que la base fundamental de un programa eficaz de gestión ambiental está en el apoyo de arriba hacia abajo y en la participación de abajo hacia arriba. Procurar que la alta dirección acepte los objetivos y metas y asegurarse de comunicarlos con claridad a los empleados es otro aspecto que no debemos desatender. Después de todo, son ellos los que los harán posibles en el día a día.

Kantan, Software de gestión ISO especializado en ISO 14001

Definir objetivos alineados y comprometidos es clave para garantizar un sistema de gestión ISO 14001 eficaz. Un apoyo para establecerlos, planificarlos y seguirlos con comodidad y agilidad es el empleo de una solución tecnológica basada en la nube como Kantan.

Este software, disponible para ISO 14001, cuenta con funcionalidades que permiten optimizar la gestión ambiental en una organización. Escoge ya tu plan de Kantan aquí, y prepárate para cumplir tus objetivos ambientales.

CTA – ISO14001 – Blog – Completo

Software de gestión ambiental ISO 14001