Blog


Mudarse de la calidad reactiva a la predictiva

Existen diferentes enfoques a la hora de mantener un sistema de gestión de la calidad. Algunas empresas optan por un enfoque reactivo, que implica promover acciones para resolver los problemas inmediatamente, en cuanto aparecen. Otro enfoque, el de la calidad predictiva se diferencia del anterior por su carácter anticipativo.

Este último es el que se muestra en correspondencia con la razón de existir principal del sistema de gestión, que consiste en evitar e impedir la ocurrencia de problemas de calidad. Por ello, la calidad predictiva es clave para la prevención, que la organización obtenga resultados óptimos y logre establecerse en un mercado competitivo como proveedora de buenos productos y servicios confiables.

CTA – ISO9001 – Blog – Simple

Sencillo software de gestión de la calidad 9001

Mudarse de la calidad reactiva, tradicional, instaurada durante décadas, a la calidad predictiva, implica una mejora y requiere un  esfuerzo. Es necesario cambiar la mentalidad y la cultura de los empleados. No basta con que los encargados del área decidan dejar atrás la calidad reactiva. La disponibilidad y la inmediatez de la información desempeña un papel muy importante en este proceso. Por ello, contar con un sistema de gestión automatizada será esencial.

Mudarse de la calidad reactiva a la calidad predictiva

Para superar los obstáculos que supone cambiar de la calidad reactiva a la predictiva, a grandes rasgos, estos son los pasos que debe dar una organización:

Centralizar la información

No es posible asumir un enfoque predictivo si no se cuenta con una visibilidad total de los acontecimientos de la calidad. Para ello es preciso un software de gestión ISO que centralice la información en una ubicación y que esta se encuentre disponible para todos los usuarios autorizados, en todo momento y desde cualquier ubicación.

Por supuesto, esta información debe incluir las no conformidades y las acciones propuestas para solucionar los problemas tras haber investigado la causa raíz, de tal forma que estos no se repitan.

Hacer minería de datos

Minar datos es una tarea compleja. Al igual que con la extracción de carbón, de esmeraldas o de oro, es preciso determinar el punto exacto en donde encontraremos el material de mayor valor. Se trata de identificar aquellos factores relevantes a la hora de poder predecir problemas relativos a la calidad. Para esta tarea, lo más importante es utilizar un modelo que sea adecuado para la organización.

Un modelo ampliamente conocido es el denominado como el “método del árbol”. Un buen software de gestión ISO permitirá el uso de este tipo de modelos con los datos que reúne.

Cambiar el enfoque hacia la calidad predictiva

La minería de datos ayuda a identificar los factores que requieren ser vigilados y monitoreados para predecir los problemas de calidad. Pero esto no sucede si no se cambia primero el enfoque del equipo de trabajo y de todos y cada uno de los empleados, incluyendo por supuesto la alta dirección.

Contar con un software para la gestión de ISO 9001 ayuda a fomentar la cultura de calidad de la empresa. Además, es importante que la solución esté enfocada hacia la predicción, al igual que el trabajo y las decisiones que toman las personas encargadas de administrar el SGC y de todos los empleados en general.

Kantan, una solución ideal para mudarse de la calidad reactiva a la calidad predictiva

Kantan es un software que, al estar basado en la nube, posibilita el acceso a la información de modo permanente y desde cualquier lugar a las personas autorizadas. Conforma un lugar centralizado que garantiza una gestión de la información eficaz, para aprovecharla al máximo en la tarea de pasar desde la calidad reactiva a la predictiva.

Apuesta por una calidad predictiva con el plan de Kantan que mejor se ajuste a las necesidades de tu empresa.

CTA – ISO 9001 – Blog

software de gestión de la calidad iso 9001